Ataque de Guille García

Las Águilas vencieron a los Dinos por 3-1 (21-25, 25-16, 25-22 y 25-21) y ganaron el primer partido de las semifinales de la Liga Argentina Nativa Nación. Este sábado los de Weber y los neuquinos se enfrentarán nuevamente desde las 21.30.

No la pasó bien el local en la primera etapa. Presentó algunas dudas en la recepción y no pudo contener a un Hernández muy afilado en el inicio. Gigantes se apoyó en su opuesto y se puso al frente en los tiempos muertos con un a diferencia a favor que alcanzó las 6 unidades. García y Wallace se repartieron el goleo celeste y, a pesar de los esfuerzos del equipo de Grossi (mantuvo la presión desde las contras de Gorosito y los centrales) se acercó al 18-20 mostrando una clara mejoría en la rotación. Si bien Gigantes es el equipo que menos puntos por error entrega, 3 faltas desde el saque consecutivas le dieron al campeón una chance de empatar. Oportunidad que no aprovechó y que quedó trunca cuando Gorosito (8 tantos en el set) marcó el 21-25.

En el segundo chico se revirtieron los roles. El equipo que lleva la formula Weber al cuadrado (en el banco y en la camiseta) dominó las acciones con la superioridad que había mostrado solo en algunos pasajes del período inicial. William hizo las delicias de la noche, con pases milimétricos y no por eso menos vistosos (incluidos los que realizó con rodillas al suelo). Hernández batalló en soledad ante sus ex compañeros mientras Bolívar se vengaba de la bronca del 0-1. Wallace fue un gran responsable, también, del 18-10 y estuvo bien acompañado por Arroyo y Badá. Gorosito se enchufó recién en el final y volvió a cerrar el capítulo, aunque esta vez, con el resultado adverso: 25-16.

Drean Bolívar ya estaba entonado y se lanzó al tercer set con mucha convicción. Fue una etapa en la que William buscó con insistencia a sus centrales y los priorizó sobre su salida predilecta: Wallace. Un remate del armador puso el 8-6 y más tarde, un “caño” de Spajic, el 16-13. Gigantes no se conmovió y siguió peleando, con un muy bajo margen de error, aunque con menos acierto ofensivo que antes. La rotación de Bolívar fue implacable promediando el chico y esto le permitió seguir al frente en el marcador. Sin embargo, algunos fallos de la jueza René pusieron nerviosos a varios jugadores. Wallace, por caso, recibió una tarjeta amarilla por una protesta en el 20-19. A partir de ahí, los celestes se calmaron y se dedicaron a sumar con Spajic y finalmente, con García, que bloqueó a Hernández y estableció el 25-22.

En el último set Gigantes sorprendió a todos con un 6-8 justificado por el aprovechamiento de las pelotas de rotación. A la vuelta del tiempo técnico, Weber reacomodó las fichas y sus muchachos ajustaron el pase gracias al aporte de los siempre vigentes Badá y Meana. Los atacantes, agradecidos, les quedó todo servido para definir. Fue entonces que Bolívar se puso 16-13 y 21-16. Soto protestó y su reclamo recibió una amarilla –la segunda del partido- alejando a los suyos cada vez más del tie break. Wallace fue clave para el cierre del match, convirtiéndose en el goleador con 24 puntos. Sánchez, que fue campeón con las Águilas en 2004, marró un saque y así llegó el 25-21 definitivo con el que el campeón (tras una hora y media) se adelantó en la serie por 1 a 0.

Síntesis

Drean Bolívar (3): William – Wallace; Spajic – Arroyo; García – Badá; Meana (L). DT: Javier Weber. Ingresaron: Filardi, Aschemacher, Pereyra.

Gigantes del Sur (1): Soto – Hernández; Sánchez – Dantas; Gorosito – Espinosa; Fernández (L). DT: Alejandro Grossi. Ingresaron: Rolandelli, Macor, Velázquez, Álvarez.

Parciales: 21-25 / 25-16 / 25-22 / 25-21

Estadio: República de Venezuela – San Carlos de Bolívar (Buenos Aires)

Árbitros: Rene K.- Chunco C.

Fuente y Foto: Prensa Drean Bolívar / ACLAV
]]>