Normal 0 21 false false false MicrosoftInternetExplorer4

Grozer perfora el bloqueo argentinoA pesar del resultado en contra, Argentina se mostró mejor parada en cancha y peleó hasta el final un durísimo encuentro ante el equipo de Raúl Lozano, que supo ser más preciso en los momentos decisivos y se llevó su segunda victoria ante los de Javier Weber. Fue por 1-3, con parciales de 32-34, 18-25, 25-19, 28-30. El opuesto Grozer volvió a ser la figura indiscutida de la noche, y máximo artillero con 24 puntos.

Argentina sabía que desde el inicio debía plantear su juego desde el saque para lograr complicar al rival. Y así lo hizo en los primeros minutos de juego, primero con Gustavo Scholtis y después con Alejandro Spajic, para quedarse con el primer tiempo técnico por la mínima diferencia. Pero pronto volvieron a aparecer los fantasmas en la recepción, esos que habían sido protagonistas la noche anterior, y a pesar de los tres puntos entregados de Alemania por errores de saque, el marcador se dio vuelta 9-12 a favor de la visita. Bloqueando bien, y trabajando la contra, los de Lozano mantuvieron esa brecha y la ampliaron en 15-20, con su capitán y uno de sus mejores valores Björn Andrae concretando en la red. No obstante, cuando parecía que lo tenía liquidado, apareció del otro lado Spajic y una increíble precisión en el bloqueo, que provocó la igualdad y un punto a punto interminable. Finalmente, en la quinta oportunidad de llevarse el set, Alemania selló el 0-1 en 32-34 tras rematar una pelota vendida que llegó de regalo tras una tibia recepción.

Dos ataques de Andrae por zona 4 y uno de Grozer le dieron otra vez una diferencia a favor al equipo visitante, en 5-8. Pero la brecha iba a seguir aumentando: los errores en el conjunto nacional continuaron, y el pase siguió sin aparecer para provocar una ventaja en contra de seis puntos en 6-12 y 10-16. Argentina volvía a ser el de la noche anterior, desaprovechando las oportunidades para complicar a su rival. Por eso, pese a los lujos en defensa del ingresado Javier Filardi, los europeos no tardaron en liquidar el segundo set, convirtiéndolo en trámite tras otra pálida recepción y el sello de Andrae desde la contra (bien en ese rubro Alemania, ocho contra dos de Argentina) para el 18-25.

Pero no está muerto quien pelea, y los de Weber lo demostraron en el tercer chico. El DT mantuvo a Filardi para mejorar la recepción, y éste le devolvió con creces la decisión: el punta defendió y pegó bien, y la gran tarea de Federico Pereyra en el contraataque (recién ingresado) colaboró. 8-5 y 16-8 fueron los tiempos técnicos a favor de Argentina, que mostraban el claro dominio que ahora ejercía sobre su rival, que se había tornado errático desde la rotación y tenía controlados a sus atacantes por el equipo rival. A pesar de un susto en el cierre, Guillermo García giró para el 19-25 y Argentina se permitía soñar con el tie-break.

Se luchó cada pelota para alcanzar ese quinto set, se jugó con paciencia hasta el final, pero los europeos otra vez demostraron superioridad y mayor inteligencia para concretar. A pesar de dos buenos pasajes de ataque locales, transcurrió punto a punto literalmente el cuarto y último capítulo, con igualdades en 5, 12, 17 y 20 que se estiraron hasta el final. Ambos equipos defendieron y bloquearon, sin poder sacarse ventaja alguna. Argentina resistió con Pereyra y García y aguantó la ofensiva visitante en el cierre, liderada por Grozer y Kromm, pero tras salvar cuatro pelotas de partido, con una infracción le sirvió la quinta a su rival, que con un impecable ace sentenció el 28-30 y el 1-3 final.

Apenas el árbitro pitó el fin del encuentro, se produjo el bochornoso reclamo de Guillermo García para con los árbitros. El receptor punta estaba fuera de sí y debió ser retirado por sus compañeros para evitar inconvenientes mayores. Algo que no dejó una buena imagen de Argentina hacia el mundo, con el agravante que nuestro país organizará el Final Six del 21 al 25 de julio de este año en Córdoba. Ojalá que esta situación no traiga sanciones ni inconvenientes a los organizadores.

Síntesis

Argentina (1): De Cecco (4), Gustavo Scholtis (7); Alejandro Spajic (8), Gabriel Arroyo (10); Guillermo García (14), Lucas Ocampo (3). Líbero: Alexis González. Entrenador: Javier Weber. Ingresaron: Rodrigo Quiroga (3), Javier Filardi (7), Nicolás Uriarte, Federico Pereyra (13), Martín Blanco Costa (2).

Alemania (3): Patrick Steuerwald (2), György Grozer (24); Marcus Böhme (5), Max Günthör (10); Björn Andrae (17), Robert Kromm (17). Líbero: Ferdinand Tille. Entrenador: Raúl Lozano. Ingresaron: Jochen Schöps (1), Sebastian Schwarz (2), Lukas Bauer (2), Manuel Rieke, Denis Kaliberda (2).

Parciales: 32-34 / 18-25 / 25-19 / 28-30

Árbitros: José Vélez Mercado (PUR) – Simone Santi (ITA)

Estadio: Polideportivo Capital, Catamarca

Fuente: FeVA – Foto: FIVB
]]>